En los preparativos de una boda, los novios deben estar preparados para todo tipo de comentarios que surgirán durante la organización. En una boda, como en todo en la vida, mucha gente no tiene filtro y dirán lo que verdaderamente piensan sin tener ningún tipo de cuidado ante dos personas que están preparando su enlace con toda la ilusión. Si tú eres una de esas personas que no dudas en decir todo tipo de improperios a la gente que se casa, pero tienes curiosidad por saber qué cosas no deberían salir de tu boca, al menos por educación, sigue leyendo.

Comentarios acerca de la duración del matrimonio

Si tú no crees en el amor, ni en el matrimonio, tanto si has tenido buenas experiencias como si no, o si verdaderamente crees que se están equivocando porque no son compatibles como pareja, realmente a ti te tiene que dar igual, puesto que es su vida. No menciones la palabra divorcio a dos personas que planean pasar su vida juntos.

Quitarle mérito al esfuerzo decorativo

Sí, hasta los novios saben que hay ciertas cosas que nadie valorará de su esfuerzo a la hora de decorar, y que posiblemente la gente ni siquiera lo vea, pero no es necesario decírselo con crudeza.

Hablar abiertamente del dinero o los regalos

Si los novios no sacan el tema de cuánto les ha costado el menú de la boda, o lo que gastarán en el convite o la luna de miel, no es necesario hablar de dinero de una forma cruda y brutal. Al fin y al cabo, en una boda se puede llegar a ganar dinero, pero también es un desembolso económico que depende de cada pareja. Hablar del dispendio de una boda de manera despectiva o quitarle hierro al enlace por lo que ha costado o dejado de costar es simplemente, de mal gusto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here