Dormir bien es fundamental. Es sinónimo de salud y bienestar. De fuerza para cuando nos toca afrontar la mañana. Tenemos herramientas en nuestra mano para conseguir un buen descanso, y el entorno en el que dormimos juega un papel vital para ello.

La decoración que elijas para tu habitación determinará en gran medida si duermes mejor o peor. Hoy vemos algunas ideas que te ayudarán a tener un sueño reparador. Se trata de crear un refugio en el que soltar todas las tensiones del día. Vamos a diseñar una atmósfera lo más serena posible.

Los textiles

La ropa de cama que elijas es importante a la hora de buscar un buen descanso. Cuando escojas tus las sábanas es bueno que optes por tejidos naturales como el algodón y por colores claros como el blanco, beige o pasteles.

Puedes poner un cojín sobre ella, o varios almohadones. Dará una sensación muy acogedora a tu habitación. También es bueno que optes por un edredón o colcha con un estampado no demasiado estridente. Y para evitar que los ruidos interrumpan tu descanso, un cabecero tapizado será una excelente opción.

dormitorio-blanco-madera

La iluminación

Cuanto más cálida sea la iluminación escogida para el dormitorio, mejor. Nunca debe faltar una lámpara sobre la mesita de noche para lograr una luz ambiente muy confortable.

¿Qué colores elegir?

Vamos a entrar más de lleno a hablar de los colores. Tonos como naranjas, rojos o amarillos están destinados a ambientes en los que queremos fomentar la creatividad y la imaginación. Son más excitantes. Por eso trataremos de evitarlos en el dormitorio. Aquí es bueno apostar por tonos pasteles como verdes o azules o directamente por el blanco. También puedes hacer combinaciones.

dormitorio-azul

El orden es indispensable

Ya te lo he comentado en otras ocasiones. El orden es parte esencial de la decoración. Y en el lugar en el que queremos descansar es especialmente importante. Tener ropa revuelta, cosas fuera de su sitio o todo por el medio no va a favorecer para nada la armonía y el bienestar, al contrario, puede generar sensaciones de intranquilidad que nos hagan dormir peor.

Deja las mesillas lo más libres posibles de objetos. La ropa siempre dentro del armario y nada que no tenga que estar sobre la cómoda o sobre el mueble que tengas en la habitación.

No satures con objetos decorativos

También es importante no saturar el espacio con excesiva decoración. Puedes colgar algún cuadro, un espejo o alguna lámina, pero sin pasarte ni llenar las paredes de cosas. Lo mismo si tienes alguna estantería. Puedes poner una foto o algún recuerdo que te guste, pero sin pasarte.

dormitorio-ordenado

¿Qué nos dice el Feng Shui?

Según el Feng Shui, para dormir bien en tu dormitorio no coloques un espejo dirigido directamente hacia la cama. La cama debe estar apoyada en una pared que no tenga ni puertas ni ventanas. Y, por supuesto, nada de televisión, ordenador ni otros aparatos electrónicos que puedan emitir energía que afecte a tu descanso.

Los aromas

Los olores estimulan. Y también forman parte de la decoración del hogar. En este caso buscamos la relajación y el confort, por lo que las fragancias de lavanda, por ejemplo, son recomendables en el dormitorio. La melisa o la mejorana también crearán un ambiente estupendo para que durmamos de maravilla. El jazmín, por su parte, ayuda a conseguir un estado sereno y tranquilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here