La Bauhaus fue una escuela de diseño, arquitectura y arte que se fundó en Alemania en el año 1919 y que estableció los cimientos de la arquitectura moderna y el diseño industial. Aunque fue mucho más que esto, pero hoy no queremos hablarte de ello sino de cómo decorar siguiendo el estilo Bauhaus, es decir, un estilo funcional y sencillo.

En su origen, trabajaba con colores primarios como el rojo, el azul y el amarillo, y con formas geométricas básicas (triángulo, cuadrado y círculo). Todo evoluciona, aunque la esencia permanece. Vamos a ver cómo lo puedes trasladar a tu decoración.

Los edificios

Este estilo se basa en la sencillez, sin hacer grandes alardes de ningún tipo, algo similar al minimalismo. Puede aplicarse, además de a la decoración de interiores, a los propios edificios, que se caracterizan por tener grandes ventanas y unas fachadas lisas. De nuevo nos vuelve a la mente el minimalismo y también el cubismo.

Muebles con estilo  Bauhaus

Ya dentro de la vivienda podemos hacer uso de diferentes tipos de muebles que se introducen muy bien en la filosofía de este estilo.

Lo habitual es optar por muebles ergonómicos y prácticos, en materiales como el metal, el plástico, la madera, el cuero, el acero, el vidrio, etc. Hoy en día esto es muy habitual, pero en los años de pleno auge de esta escuela se trató de toda una revolución.

Los colores que puedes emplear

Aunque ya te he comentado que en su origen la escuela Bauhaus abogaba por el uso de los colores primarios bien es cierto que si quieres usar este estilo para decorar tu casa tienes opción de introducir otras tonalidades.

Dentro del minimalismo que la caracteriza, le irán genial el blanco, el negro o el gris, que puedes combinar con los anteriores para diseñar bonitos contrastes.

Sillas estilo Bauhaus

Uno de los muebles que puedes emplear para darle a tu casa este toque decorativo es una de las sillas consideradas de estilo Bauhaus. Hay muchos modelos y de muchos estilos. Por ejemplo, el sillón Wassily, confeccionado con tubos de acero y tela de lona; la silla Barcelona, de acero inoxidable y cuero (en su origen, y de otros materiales más económicos en otras ediciones), o el sillón Le Corbusier.

Introduce muebles con estilo capitoné

Ya conocemos el tapizado capitoné, ¿verdad? Si no te lo recuerdo con este artículo. Se trata de un tapizado que recordarás de los sofá chester, por ejemplo, y que le va muy bien a este estilo decorativo. El cuero es uno de los materiales más utilizados y, por eso, le sienta  de maravilla a tus interiores de inspiración Bauhaus. Puedes emplearlo en un sofá, en un cabecero de la cama, en un sillón… Siguen teniendo apariencia geométrica por lo que van a quedar genial.

Líneas rectas y funcionalidad

Las líneas rectas y la funcionalidad son las señas de identidad de este estilo decorativo, por lo que la decoración que desees crear basada en él debe tenerlas muy presentes. Con esto me refiero a que puedes colocar muebles con formas geométricas pero que sean prácticos. Puede acercarse un poco al estilo industrial que conocemos hoy en día, para que te hagas una idea. No obstante, tiene sus diferencias.

estilo-Bauhaus-biblioteca

Las influencias más destacadas de este estilo decorativo

El movimiento Bauhaus, en sus orígenes, tuvo la influencia del expresionismo, el constructivismo ruso y el neoplatonismo. Era el más puro ejemplo del arte sin ornamentación, en el que la forma tenía siempre una función. Su principio básico a la hora de crear un edificio o un mueble era que su diseño estuviera basado principalmente en la finalidad que iba a cumplir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here