Hablar de tendencias decorativas es hablar de estética nórdica. Un look que explora un mundo infinito de posibilidades y que es capaz de adaptarse a todo tipo de estilos, de lo más variados. Y es que el mobiliario nórdico es la base perfecta para combinar con otros estilos y tendencias.

Ahora bien, ¿sabrías identificar las piezas básicas de la decoración nórdica? Si tienes dudas, no te preocupes, repasamos los muebles y accesorios que te permitirán recrear la estética escandinava en casa. ¿Viajamos al norte?

Las mesas auxiliares

Con piezas industriales, con diseños naturales, bohemios, étnicos… el look nórdico flirtea con todo tipo de estilos decorativos. Y con todos ellos queda bien. El secreto radica en escoger mobiliario escandinavo que se integre con otras piezas sin perder ni un ápice de su esencia y belleza.

salon-comedor-decoracion-nordica
Y una de esas piezas básicas de la decoración nórdica son las mesas auxiliares. Livianas patas que se despegan ligeramente del suelo, colores claros y luminosos y diseño ligero y redondeado. Estas mesas auxiliares suelen venir en pareja, aunque funcionan muy bien sueltas. Juntas, son perfectas como mesa de centro en el salón. Mientras que por separado se pueden colocar en infinidad de rincones: como mesilla de noche a ambos lados de la cama, junto a una butaca en un rincón de lectura, etc.

La silla Eames

La mítica silla Eames es otro de los muebles más conocidos de la decoración nórdica. El diseño, obra del arquitecto norteamericano Charles Eames, ganó el segundo premio en el concurso convocado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1949. Su innovador diseño, su ergonomía, la calidad de los materiales y la belleza de sus líneas súper funcionales encajan a la perfección en todo tipo de interiores.


Una silla que se ha convertido en todo un icono de la decoración nórdica y que no debe faltar en ningún comedor que se precie. Su sola presencia logra transformar por completo la decoración y dar un twist al espacio. Aunque el diseño tradicional es blanco, esta silla también se atreve con otras tonalidades como los colores empolvados.

Las lámparas trípode

Dejando a un lado el mobiliario, si hablamos de accesorios, no hay que perder de vista las lámparas trípode. Ya sea una lámpara de pie o de sobremesa, estos diseños conquistan la casa por su belleza atemporal, funcional y versátil.

salon-decoracion-nordica-lampara-tripode
Colores neutros, líneas minimalistas y materiales naturales de gran calidad son las características de estas lámparas. Ideales en la mesilla de noche, sobre la consola del recibidor, en el aparador del salón, junto al sofá en el rincón de lectura, etc.

Los cojines con estampado geométrico

Los cojines con estampado geométrico son otras piezas básicas de la decoración nórdica. Estos accesorios introducen texturas que rompen con el minimalismo nórdico y, además, son la opción perfecta para alegrar todo tipo de interiores: sofisticados, industriales, bohemios, contemporáneos, etc.

salon-decoracion-nordica-cojines-geometria
Cuadros, rombos, rectángulos, triángulos y otras muchas formas geométricas en infinidad de colores dinamizan y alegran los interiores escandinavos. Un estampado que, pese a su sencillez y atemporalidad, se ha convertido en un print de tendencia. Al igual que sucede con otras piezas de estilo nórdico, los cojines geométricos renuevan la decoración y dan un toque actual.

Cómodas y aparadores

En cuanto a los muebles principales, destacan los aparadores y las cómodas de diseño minimalista, sin florituras, en madera noble natural y sin tratamientos de ningún tipo. Las vetas de la madera son el estampado por excelencia de estas piezas que suelen ser diseños robustos, con gran capacidad de almacenaje que, pese a su gran volumen, pasan fácilmente desapercibidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here