Los nuevos hábitos de los consumidores y la foto del Estudio General de Medios así lo demuestran. Pero, ¿cómo debemos estar presentes en la red? ¿No os parece que un banner, un spot preroll o un intersitial son métodos un poco añejos? Hay otras formas de comunicar diferentes al CPC o al CPM para relacionarnos con nuestros targets. El marketing de contenidos es un buen ejemplo, y perfectamente combinable con banners u otros formatos publicitarios dentro de un plan de marketing digital.Los consumidores, antes de comprar un producto, nos informamos en Internet, consultamos referencias, opiniones de terceros (ajenos a la marca),  leemos reportes en blogs, leemos foros, miramos vídeos en You Tube, preguntamos en las redes sociales, consultamos comparativas, etc. Un estudio europeo de Microsoft Advertising concluye que el 70% de los consumidores que compraron productos de electrónica para el hogar (un ordenador o un televisor) habían investigado ampliamente antes de realizar la compra. El marketing de contenidos es una de las fórmulas para que las marcas tengan presencia e influencia en las decisiones de los consumidores.

El marketing de contenidos son todas aquellas acciones que realizamos para entender qué necesitan saber nuestros clientes y, consecuentemente, entregárselo en un momento concreto de forma pertinente y convincente. Ejemplos: Vídeo de presentación de empresa en la home page, vídeo tutorial de producto en un microsite, un artículo sobre las características de nuestras soluciones en servicios en una revista sectorial, un post redactado por un tercero en un blog, un libro blanco, una nota de prensa, etc. Es imprescindible ubicar estos contenidos tanto en los canales de comunicación internos como externos de la marca.

¿Cómo debe ser el contenido? En este punto hay que ser muy rigurosos. El marketing de contenidos no es publicidad (impactos), es marketing (engagement e influencia). Por esta razón los contenidos han de aportar valor para el receptor. Si tienen un marcado carácter comercial, el Internauta los va a obviar. Por ejemplo, en el caso de un teléfono móvil, es mejor no expresar que nuestro producto es el mejor y que es fantástico. Para esto ya están los Spots. Debemos comunicar muy racionalmente las características del producto: si tiene bluetooth, fácil conexión a redes sociales, aplicaciones, duración de la batería, software, etc. Cuando un cliente potencial busca qué móvil comprar, indaga contenido que le explique las características de los productos en los que está interesado, sin filigranas publicitarias. De este modo compara y escoge finalmente el que más se ajusta a sus necesidades. Esto no quiere decir que las marcas no tengan que hacer spots, simplemente son estrategia diferentes y combinables. Ejemplo marketing de contenidos de Google.

¿En qué formatos podemos hacer mkt de contenidos on line? Con notas de prensa, posts en blogs, casos de estudio, artículos, webcasts / webinars, podcasts, newsletters, Internet móvil, aplicaciones móviles, libros blancos, widgets, vídeos, etc. Cada uno de ellos, o su combinación, para estrategias concretas. Obviamente el último, el vídeo, es el formato de consumo de contenidos más aceptado por los internautas (más vale un vídeo que mil palabras).

¿En qué canales distribuimos los contenidos?

Canales propios de la marca: su propio Blog, newsletters, redes sociales de la marca, canal You Tube corporativo, web corporativa, web TV, microsites promocionales o de producto, apps móvil de la marca, widgets, etc.

Externos a la marca: Blogs de terceros, portales sectoriales, agregadores de vídeo, agregadores de artículos, redes sociales, foros, wikis, newsletters de terceros, sites de comparativas, widgets, vídeo casts, etc.

¿Quién los distribuye? Mejor hacerlo sin los métodos tradicionales de publicidad reach (CPC, CPM). Deben ser distribuidos por sistemas no tan fríos, más cercanos, de relación, de diálogo con los clientes potenciales. Por ejemplo vía relaciones públicas on line (PR on line), por community managers o por periodistas on line. Si realmente el contenido es interesante para los usuarios, éstos lo van reeditar, lo van a distribuir e incluso lo van a recomendar en sus feeds (tendremos a clientes engaged).

Esto obliga a las marcas a estar presente en todos los canales. Entregar información de valor en cada rincón de la red para cuando un cliente potencial nos busque, la marca esté ahí. Es básico educar acerca de la industria, sobre las opciones de solución que ofrece la marca y sobre las mejores prácticas. Si hacemos esto antes de que el cliente entre por la puerta de nuestra “tienda” tendremos mucho trabajo ganado.

El marketing de contenidos no debe ser nunca una estrategia al corto plazo, todo lo contrario, el departamento de comunicación de una empresa ha de entender el marketing de contenidos en Internet como un proceso continuo de educación y persuasión del consumidor. Compartir información clave con el cliente es básico en una estrategia on line. La presencia en la red con contenidos de valor hará que nuestra reputación on line sea más valorada.

¿Para qué otras cosas sirve el marketing de contenidos?

  • En e-commerce: colocando contenidos de nuestros productos en sites de venta on line a modo de escaparate para influir en la toma de decisiones del consumidor. Ejemplos: vídeos de prendas de ropa en Privalia.com o vídeo tutoriales de las características de un ordenador Apple en Xataka.com
  • En SEO: generar contenidos es primordial para mejorar nuestra presencia on  line. Esta representación multicanal mejorará el posicionamiento orgánico SEO (resultados de las búsquedas en Google u otros buscadores). El vídeo otra vez funciona mejor que otros formatos, un contenido con vídeo se posiciona un 30% mejor en los buscadores.
  • En el Social Media: cuando creamos canales sociales (blogs, Facebook, Linkedin, Twitter, You Tube, etc.), para estar más cerca de nuestros clientes, es importante mantener renovado constantemente el contenido. Nuestros followers quieren ver diversidad de contenidos, nuevos vídeos, nuevos escritos, nuevas fotos y nuevas propuestas.

Animensen  a practicar estrategias de relaciones publicas on line mediante marketing de contenidos. Las estrategias reach (CPC, CPM, etc.) aunque las seguimos usando para momentos concretos, no son sinónimo de conversación, de engagement, de relación con nuestros clientes. ¡Haz el salto hacia el marketing que está demandando tu público!

Oscar Ayala

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here