¡Este San Valentín sube la temperatura! ¿Cuántas veces te has planteado hacer un striptease a tu pareja y finalmente has desistido por vergüenza? Quitarte la ropa es una muy buena manera para divertiros y es un preliminar que encenderá la pasión en un par de segundos pero… y si no te sientes cómoda, ¿qué puedes hacer?

– Antes de nada, este juego debe apeteceros a l@s dos. Si no, deja de ser un juego entre la pareja.

-Comienza poco a poco. Prueba de entrar a la habitación y, un acto tan rutinario como desvestirte para ponerte el pijama, conviértelo en algo sensual. Pon un poco de música y quítate la ropa un poco más lento de lo normal. Prueba de moverte un poco, como si estuvieras bailando lento. No tienes porqué decirle nada a tu pareja… Que disfrute viéndote.

-Luz tenue, pétalos de rosa, olor que enamora … hazte con un kit especial para vivir una cita de lo más romántica y pasional.

-Cuando estés list@ para exhibirte, necesitas olvidarte de la vergüenza por completo. Imagínate de la manera más sexy que puedas y prepárate para comenzar. Pon una silla en medio de la habitación: ¿Quién haría un striptease sin una silla? Escoge una silla con respaldo y donde puedas poner el pie cómodamente.

-Prepara algo de música sexy: Cualquiera que te haga sentir sensual. Escoge algo que no sea ni tan lento ni tan rápido, porque harás el striptease al ritmo de la música. Si decides poner música, asegúrate de tener suficientes canciones para que no se acaben justo cuando estés en el mejor momento de tu acto y…¡prepárate para brillar y seducir a tu pareja!

La clave está en conocer tu ritmo, ir poco a poco, ganando confianza en ti mism@. Puedes alargar los pasos anteriores por el tiempo que quieras hasta que te vayas sintiendo cómod@… y si el striptease sientes que no es lo tuyo, cuál es el problema? Proponle a tu pareja que te haga un striptease a ti… es tu momento de disfrutar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here